Ya es hora de comprar ese coche que siempre deseó tener: uno descapotable. Antes de hacerlo, es bueno conocer las ventajas y desventajas de estos vehículos deportivos que se venden más de lo que pueda imaginar por esa sensación que brinda el viento cuando el carro está en movimiento.

Coche descapotable

Imagen cortesía de Diariomotor.com

Hay muchas ventajas

Lo primero es saber que no son tan caros como muchos piensan. Por ejemplo, existen cabríos de muy pequeño tamaño y a buen precio tal es el caso del Peugeot 207 CC, Nissan Micra CC o el Renault Wind de segunda mano. Por otra parte, es bueno saber que los cabríos de capota rígida han alcanzado niveles de aislamiento (térmica y acústicamente) que nada tiene que envidiar a los coches convencionales.
Con los avances tecnológicos, el invierno ya no resultó un problema para los dueños de los cabríos Mercedes-Benz de 2016. Su alto nivel tecnológico lo colocó en el sitial de uno de los más confortables del mundo gracias al paravientos automático AIRCAP perfeccionado, la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF, los apoyabrazos y asientos con calefacción; además de poseer control automático del aire acondicionado. Si su problema no es dinero, cómprelo con los ojos cerrados.

Pero también hay inconvenientes

No existen cabríos de más de dos o cuatro plazas y, los que tienen cuatro, poseen poco espacio para las piernas. Por otra parte, el maletero tiene un espacio es muy pequeño ya que es ahí donde habitualmente se guarda la capota. Y, con el paso de los años, si bien la tecnología de las capotas ha avanzado (los cierres son más herméticos y las gomas de fijación son mejores) la impermeabilización de la capota, sea o no de tela, se deteriora y se pueden producir roturas. Y, lógicamente, se ensucia más y se decolora el tapizado con mayor rapidez que en un vehículo convencional.

Comments are closed.

Post Navigation